Objetivos estratégicos

La importancia que fundamenta la existencia de la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas, A.C. deriva de los fines para los que fue creada, establecidos claramente en sus estatutos vigentes: “promover la difusión, la investigación, la preservación, el desarrollo y la defensa de las artes y ciencias cinematográficas”.

Difusión

La Academia está comprometida con todo lo que atañe a que el cine mexicano se conozca y se valore en México y en el extranjero. Se empeña, por ello, en que las cintas mexicanas se distribuyan y se exhiban en las salas del país y de otros países. Apoya la realización de festivales, de semanas de cine mexicano, de encuentros entre cineastas, y premia anualmente los mejores trabajos de las cintas exhibidas durante cada año. Impulsa también la construcción de nuevas salas que den pantalla y promoción a nuestras cintas.

Investigación

La Academia considera fundamental el conocimiento del pasado y el presente del cine nacional: la historia de nuestro cine es un capítulo importante de todo quehacer que contribuya a que conozcamos mejor lo que se ha hecho y lo que hacemos. La edición de libros que hablen sobre el desarrollo de nuestra industria, que preserven guiones o trabajos teóricos, que consignen biografías de nuestros cineastas y técnicos, así como la enseñanza en escuelas, institutos y talleres de las distintas especialidades de la tarea cinematográfica, son preocupaciones claves de la Academia. Tan importante se considera la investigación del pasado como la mirada hacia el futuro, en relación con las nuevas técnicas de creación y de filmación.

Preservación

La Academia debe cuidar, vigilar y participar en toda actividad que permita conservar nuestras obras de creación cinematográfica. Importa no sólo el acervo del material fílmico sino también el de locales, institutos y estudios donde se hace posible la tarea creativa.

Desarrollo

La Academia se preocupa y atiende lo relacionado con el crecimiento y la solidez de la industria cinematográfica nacional. Para ello se apoya en su relación con las instancias gubernamentales; con las empresas de producción busca que se filmen más y mejores películas y apoya a sus creadores y técnicos para abrirles más oportunidades y que puedan llevar a cabo sus proyectos. Esta preocupación se prolonga hacia cinematografías extranjeras, en las que tengan cabida y reconocimiento los cineastas y los técnicos del país.

Defensa

Como organismo independiente, y como entidad gremial ajena a compromisos políticos o económicos con instituciones gubernamentales o con empresas privadas del país o del extranjero, la Academia se propone -y en eso se empeña- defender la libertad creativa y laboral de los cineastas mexicanos. Lo mismo los defiende de actos censores o de agravios laborales que de cualquier acción que limite la digna actividad cinematográfica. En su calidad de organismo gremial independiente está llamada a ser un árbitro moral en cualquier género de disputas, avalada por la trayectoria cinematográfica de sus miembros y por su disposición a defender, desinteresadamente, el presente y el futuro del cine mexicano.



Alianzas